Card image cap
Armstrong-Adimod
En boga
07 de diciembre de 2019.

Suspensión de la comercialización y prescripción de ranitidina en México

El 13 de septiembre de 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos alertó a los consumidores sobre la posibilidad de que el medicamento ranitidina pudiera contener niveles bajos de una sustancia conocida como N-nitrosodimetilamina (NDMA), una impureza que puede provocar cáncer. Mientras se investigaba más, la FDA indicó que no pedía que se dejara de usar ranitidina, pero que si un paciente decidía hacerlo, la reemplazara por otro producto con la misma indicación terapéutica. Más adelante, el 1.º de noviembre del mismo año, la FDA informó la detección de varios productos con ranitidina que contenían NDMA y solicitó que los fabricantes realizaran pruebas para determinar la presencia de esta última sustancia y, de ser así, reportar cuáles eran sus concentraciones (cifras >96 ng ameritaba la retirada del mercado).

Consumir productos con niveles de NDMA
mayores al límite de seguridad
y durante
periodos prolongados puede incrementar el
RIESGO DE DESARROLLAR CÁNCER.

Situación en México

En los primeros días de octubre de 2019, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) emitió un primer comunicado acerca de la posible contaminación con NDMA de los medicamentos que contienen ranitidina como principio activo.


En boga

La COFEPRIS sustenta su recomendación con base en los datos del Esquema de Cooperación de Inspección Farmacéutica y de comunicados de las agencias regulatorias. Otros países, como Alemania, España, Estados Unidos, Francia y Reino Unido también han retirado lotes de ranitidina del mercado. Las recomendaciones para los consumidores se mantienen igual, aunque si los pacientes deciden ya no usar ranitidina, pueden consultar con el médico acerca de otros medicamentos para su misma condición.