Card image cap
Tradea
Enero, 2021.

De mineros y PULMONES

Por: Ilán Saro
Contacto: [email protected]
"Subía en jaula con un rollo de barrenas; una de ellas se zafó pegando en los marcos del tiro, la jaula se sacudió echando a Badillo al fondo".

Narrativa anónima, escrita por un trabajador nativo de Mineral del Monte, Hidalgo, México (6 de abril de 1920).

La minería es una profesión peligrosa, ya que la mayoría de los mineros mueren por el aire tóxico que respiran de manera persistente, por accidentes o sus secuelas. En el año 460 a.C., Hipócrates escribió sobre las dificultades respiratorias de los trabajadores en las minas de metales.

El trabajo en las minas se inició con herramientas rudimentarias; en un principio se utilizaba un simple cincel y un mazo de piedra, más adelante se inventaron máquinas como la perforadora que, si bien reducía el tiempo en la exploración y el tumbe del mineral, producía gran cantidad de polvo, el que poco a poco fue la principal causa de merma en la salud de los mineros. La única protección que el trabajador utilizaba para impedir respirar este polvo era un pañuelo o franela húmeda alrededor de la boca y nariz.

La silicosis

El nombre silicosis fue propuesto por Visconti en el año de 1870 para la enfermedad con- traída por los trabajadores de la minería. Esta patología toma su nombre del sílice, una pequeña partícula de cuarzo, y es clasificada como un tipo de neumoconiosis; es decir, un grupo de enfermedades caracterizadas por la afectación permanente del intersticio pulmonar, producidas por la acumulación de polvo inhalado y la reacción tisular que esto provoca. La silicosis también es factor predisponente para cáncer pulmonar y determina incapacidades laborales temporales y, más frecuentemente, permanentes.

El sílice ocupa el segundo lugar entre los elementos que forman la corteza terrestre, de modo que quien está expuesto a una concentración de cinco a 10 millones de partículas inferiores a 10 micras, en un porcentaje de 25% a 50% de sílice por libra y duante un lapso mayor a cinco años, puede adquirir esta enfermedad, aunque excepcionalmente se han presentado casos cuando la exposición ocurre en un lapso menor.

Desde el punto de vista de las manifestaciones clínicas, la silicosis tiene una evolución muy variada; los primeros síntomas se presentan cuando la enfermedad tiene cierto grado de desarrollo. El primer síntoma es la “sed” de aire; luego viene dificultad para respirar, tos constante, fatiga, adelgazamiento, insuficiencia cardiaca y disminución en la capacidad para trabajar. Durante mucho tiempo, el diagnóstico se efectuaba como un hallazgo clínico cuando el trabajador decidía retirarse de la empresa donde laboraba, por observar que sus facultades físicas para el trabajo ya no eran las mismas. El médico realizaba el examen correspondiente y dictaminaba la incapacidad, otorgando una compensación al trabajador por retiro voluntario.

Actualmente, la incapacidad de laborar por silicosis se diagnostica a través de una sintomatología e historia laboral que indique haber estado en contacto prolongado con polvos de sílice; se efectúan estudios radiológicos para determinar si el trabajador presenta síntomas compatibles con esta enfermedad, siendo evaluadas de acuerdo con la clasificación radiológica por Neumoconiosis de la Organización Internacional del Trabajo de 1980.

Aun cuando se han implementado medidas para mejorar los métodos de ventilación y extracción del mineral, y el uso de equipo de protección para el trabajador, la erradicación de la enfermedad requiere que el obrero evite la exposición al sílice y, además, abandone algunas costumbres, como el tabaquismo y el alcoholismo. Sin embargo, el daño causado por la silicosis no se puede revertir y las personas que la desarrollan no tienen cura.

Hoy en día, los propietarios de las minas siguen sin adquirir conciencia de lo importante que es cuidar la vida de un trabajador, quien por desonocimiento y necesidad pone en peligro su vida.

Quien está expuesto a una concentración de cinco a 10 MILLONES de partículas inferiores a 10 MICRAS , en un porcentaje de 25% a 50% de sílice por libra y durante un lapso mayor a cinco años , puede adquirir SILICOSIS

____________________________

Fuente: Exhibición permanente. (2020). Museo de Medicina Laboral. Mineral del Monte, Hidalgo.

¿Quieres compartir tus Letras vitales con nosotros? Escríbenos a: [email protected]