Card image cap
Tradea
Opinion r5
Mayo, 2020.

Enfermedades cardiovasculares y mortalidad: a propósito del coronavirus

Dr. Héctor Galván Oseguera
Cardiólogo Clínico, Jefe de Hospitalización en la Unidad Médica
de Alta Especialidad del Hospital de Cardiología, Centro Médico
Nacional Siglo XXI, IMSS.
Contacto: [email protected]
El Dr. Héctor Galván Oseguera actualmente es Miembro Titular de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México y Co-Fundador del Grupo de Expertos sobre Hipertensión Arterial en México (GREHTA). Atiende a sus pacientes en la Unidad de Diagnóstico y Tratamiento Cardiometabólico “Cardiomédica”, de la cual es director.

RESUMEN

En México, como en otras partes del mundo, el porcentaje de casos graves por COVID-19 es motivo de preocupación debido a la alta prevalencia de comorbilidades de carácter crónico-degenerativo. Conforme ha avanzado la pandemia, más investigaciones sugieren que los pacientes con enfermedades cardíacas, hipertensión o diabetes tienen mayor riesgo de infección grave por coronavirus y, por lo tanto, requieren ser controlados de manera más estrecha, a fin de evitar complicaciones y desenlaces fatales. El doctor Héctor Galván Oseguera, experto en hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares, nos habla con mucha claridad sobre el panorama de las enfermedades cardiovasculares en México en el contexto actual y nos explica cuál es el abordaje preventivo recomendado para los pacientes con estos padecimientos.

PALABRAS CLAVE

Atención primaria, coronavirus, enfermedades crónico-degenerativas, enfermedades cardiovasculares, mortalidad.

ABSTRACT

In Mexico, as in other parts of the world, the percentage of serious cases of COVID-19 is cause for concern due to the high prevalence of chronic-degenerative comorbidities. As the pandemic has progressed, more research suggests patients with heart disease, hypertension, or diabetes are at increased risk for severe coronavirus infection. Therefore, these patients require closer monitoring to avoid complications and fatal outcomes. Hector Galvan Oseguera, an expert hypertension and cardiovascular diseases doctor, explains very clearly about the cardiovascular disease’s panorama in Mexico in the current context, and explains the recommended preventive approach for patients with these conditions.

KEY WORDS

Primary care, coronavirus, chronic-degenerative diseases, cardiovascular diseases, mortality.

1. ¿Cuál es el panorama de las enfermedades cardiovasculares en México en el contexto actual?

No se tiene claro aún cuál será el panorama próximo de las enfermedades cardiovasculares en el contexto de la pandemia global de la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19); sin embargo, lo que sí hemos observado es que la infección ha tenido implicaciones importantes en todos los sistemas de salud del mundo. La situación sanitaria se aúna a importantes repercusiones en la economía de los países y las familias, lo que ha favorecido que muchas personas no solo presenten problemas de salud, sino también económicos, psicológicos y sociales sin precedentes.

La letalidad global en pacientes que padecen COVID-19 oscila
entre 6% y 10%, y aumenta de forma significativa cuando
el paciente tiene —entre otros factores— antecedentes
cardiovasculares

De acuerdo con la información científica y oficial disponible en México y en el mundo, la letalidad en pacientes que padecen COVID-19 oscila entre 6% y 10%, y aumenta de forma significativa cuando el paciente tiene factores de riesgo o antecedentes cardiovasculares, como la edad, la presencia de hipertensión arterial (HAS), diabetes mellitus (DM), obesidad, tabaquismo, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras condiciones, como el embarazo o los estados de inmunocompromiso.

2. ¿Cuáles son los puntos básicos que debe considerar el médico de primer contacto ante un paciente con riesgo cardiovascular?

Los puntos básicos que debe considerar el médico son una oportuna detección y diagnóstico de la enfermedad; sin duda, esto lo puede conducir a una adecuada estratificación de riesgo cardiovascular de su paciente. Afortunadamente, en estos tiempos contamos con herramientas muy útiles para lograr dicho objetivo, por ejemplo: calculadoras de riesgo (validadas en México y el mundo) disponibles en las Normas Oficiales Mexicanas, guías de práctica clínica y en páginas web o aplicaciones de dispositivos móviles. Todas ellas nos ayudan, de una manera simple, a calcular el riesgo cardiovascular de acuerdo con los antecedentes de cada paciente y los clasifica, generalmente, en riesgo bajo, moderado, alto o muy alto riesgo. Un ejemplo muy útil de estas herramientas es la de escala de estratificación de riesgo cardiovascular de Framingham.

3. Considerando que el SARS-CoV-2 es un agente infeccioso que llegó para quedarse, ¿cuál es el abordaje preventivo recomendado para el paciente con enfermedad cardiovascular?

Así es, el SARS-CoV-2 es un virus que, como los demás, llegó para quedarse. Lo que aún desconocemos es cuánto tiempo tardaremos en crear inmunidad y esto, sin duda, cambiará el abordaje de nuestros pacientes. Para prevenir más contagios y complicaciones en los pacientes con riesgo cardiovascular (ya que estos son los más vulnerables) se deben seguir las recomendaciones emitidas por la autoridad sanitaria, en el sentido de procurar el aislamiento social, el lavado de manos, permanecer en casa y solo salir en caso necesario.

Para prevenir más contagios y complicaciones en los pacientes
con riesgo cardiovascular se deben procurar el aislamiento
social y el lavado de manos, permanecer en casa y solo salir
en caso necesario

Para el control adecuado de las enfermedades crónicas, como la HAS o la DM, una buena medida es hacer el seguimiento de estos pacientes de forma remota, utilizando los medios de comunicación al alcance del médico. Y en caso de que, por razón necesaria, el paciente requiera acudir al consultorio o al hospital, deberá extremar precauciones, evitar contactos innecesarios y pasar el menor tiempo posible en los centros de atención médica.

4. ¿Qué medidas debe tomar el médico de primer contacto para minimizar los desenlaces fatales en estos pacientes?

En ese sentido, también es recomendable tratar de mantener comunicación constante con los pacientes, preferentemente de forma remota, y no suspender ningún tratamiento prescrito para sus enfermedades crónico-degenerativas, sobre todo antihipertensivos y/o antidiabéticos, ya que, desafortunadamente, también ha habido un aumento exponencial de información falsa o no corroborada respecto al COVID-19, particularmente de aquella relacionada con la suspensión de ciertos tratamientos en este tipo de pacientes. Por ejemplo, se especuló respecto a la necesidad de suspender la intervención terapéutica de agentes bloqueadores del sistema angiotensina-renina-aldosterona (BSRAA) en pacientes hipertensos con COVID-19, un supuesto que llevó a que la mayoría de las sociedades y autoridades médicas del mundo se posicionaran en el sentido de continuar estos tratamientos. De hecho, hasta el momento no existe evidencia sólida que apoye aquella hipótesis.

5. ¿Qué lecciones nos está dejando la pandemia de COVID-19 respecto a las enfermedades crónicodegenerativas?

En definitiva, las lecciones son muchas y quizás la más significativa es que la salud es uno de los bienes más importantes de la humanidad. Otra lección que nos ha dejado esta pandemia es que, en México, tenemos mucho trabajo por delante en cuanto a la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. Tendremos, sin duda, que fortalecer y unificar nuestro sistema de salud, así como aportar y reforzar las medidas sanitarias y de prevención cardiovascular. En ese sentido, es apremiante seguir fomentando los cambios en los estilos de vida por unos hábitos más saludables, propiciar una mejora significativa para el control de los factores de riesgo (o los más posibles) y favorecer el acceso al tratamiento para todos los pacientes con enfermedades cardiovasculares en el territorio mexicano.

Lecturas recomendadas:

  1. Singh N, Armstrong DG, Lipsky BA. Internet. En línea, disponible en: https://ampac.org.mx/ wp-content/uploads/2020/04/COMUNICADO-GRETHA-SOBRE-LA-RELACION-ENTRE-COVID. pdf. Consultado el 29 de abril de 2020.
  2. ESC Guidance for the diagnosis and management of CV disease during the COVID-19 pandemic. Last updated on: 21 April 2020. © The European Society of Cardiology 2020.
  3. Alcocer L, Álvarez-López H, Borrayo-Sánchez GB, Cardona-Muñoz EG, Chávez-Mendoza A, Galvan O, et al. Hypertension as a persistent public health problem. A position paper from Alliance for a Healthy Heart, Mexico. Ann Clin Hypertens 2019;3(1):009-30.
  4. Coronavirus. Secretaría de Salud. En línea, disponible en: https://coronavirus.gob.mx. Consultado el 29 de abril de 2020.

____________________________

Este artículo debe citarse como: Galván-Oseguera H. Enfermedades cardiovasculares y mortalidad: a propósito del coronavirus. Medicus 2020;1(5):338-40.