Card image cap
Armstrong-Adimod
Especial A
Julio, 2021.

Tratamiento agudo de la
Migraña

Dra. María Karina Vélez Jiménez
Médico Neuróloga Adscrita al Hospital Ángeles Lomas
Expresidenta y Fundadora de la Asociación Mexicana de Cefaleas y Migraña, A.C.
Contacto: [email protected]

RESUMEN

La migraña es la enfermedad neurológica más frecuente y una de las más incapacitantes, cuya prevalencia en México es de 12% en mujeres y de 3% en hombres. La migraña va más allá de una simple cefalea, pues se acompaña de varios síntomas neurológicos no dolorosos (náusea, fotofobia, sonofobia, etc.) que pueden ser igual o más incapacitantes que la propia cefalea. El reconocimiento de esta enfermedad es clínico y el conocimiento de los criterios diagnósticos —descritos en la tercera clasificación interna- cional de cefaleas— son clave para el abordaje adecuado de estos pacientes. El tratamiento de primera línea incluye el uso de antiinflamato- rios no esteroideos, paracetamol, triptanos, analgésicos combinados, ácido acetilsalicíli- co, cafeína y ergotamina. La clave para que un agente farmacológico sea efectivo consiste en que sea administrado de forma oportuna. Fi- nalmente, resulta prioritario que los pacientes lleven un registro detallado de síntomas asocia- dos, lo cual también puede ser útil para evaluar si es posible instaurar un tratamiento preventi- vo o profiláctico.

PALABRAS CLAVE

Migraña, síntomas no dolorosos, fotofobia, so- nofobia, náusea, tratamiento.

ABSTRACT

Migraine is the most common neurological disease and one of the most disabling, with a prevalence in Mexico of 12% in women and 3% in men. Migraine goes beyond a simple heada- che, as it is accompanied by several non-painful neurological symptoms (nausea, photophobia, phonophobia, etc.) that can be equal to or more disabling than the headache itself. Recognition of this disease is clinical and knowledge of the diagnostic criteria —described in the third in- ternational classification of headaches— are key to the proper management of these pa- tients. First-line treatment includes the use of non-steroidal anti-inflammatory drugs, aceta- minophen, triptans, combination pain relievers, aspirin, caffeine, and ergotamine. The key for a pharmacological agent to be effective is that it is administered in a timely manner. Finally, it is a priority that patients keep a detailed record of associated symptoms, which can also be useful to assess whether it is possible to establish pre- ventive or prophylactic treatment.

KEY WORDS

Migraine, painless symptoms, photophobia, phonophobia, nausea, treatment.

Introducción

La migraña es la enfermedad neurológica más frecuente y la segunda más incapacitante, de acuerdo a la carga global de las enfermedades,1 comparando una crisis de migraña intensa con un paciente cuadripléjico o con una demencia.

Se estima que la migraña afecta a más de un billón de personas en el mundo, siendo más frecuente en las mujeres, 3/1 con relación a los hombres, pudiendo presentarse desde la infancia; sin embargo, pre- domina en la edad productiva de los 20 a los 40 años, afectando de manera considerable los años más valiosos de la vida de los pacientes.

Dentro de los subtipos de migraña, de acuerdo con la clasificación internacional de cefaleas2 que se enumeran a continuación, la mi- graña sin aura es la más frecuente; se reporta hasta en 70% de los pacientes que padecen migraña, seguida de la migraña con aura y, con 2 a 5%, la migraña crónica.

Clasificación Internacional de Cefaleas

1.1 Migraña sin aura
1.2 Migraña con aura
1.2.3 Migraña hemipléjica
1.2.4 Migraña retiniana
1.3 Migraña crónica
1.4 Complicaciones de la migraña
1.5 Probable Migraña
1.6 Síndromes episódicos que pueden asociarse a la migraña

Los criterios diagnósticos se encuentran en la III clasificación, ade- más de que el diagnóstico sigue siendo solo clínico y se basa en la anamnesis de sus síntomas, la frecuencia de los mismos, así como una exploración general y neurológica que debe ser normal.

Las manifestaciones clínicas se han divido clásicamente en 4 fases:3

  • Síntomas premonitorios (pródromo): Pueden iniciar horas o días antes, manifestados por irritabilidad, fatiga, bostezos repetitivos, rigidez de nuca.
  • Aura: Puede ser visual, sensitiva, lenguaje u otra.
  • Crisis de dolor típica: Cefalea unilateral, pulsátil, acompaña- da de fotofobia, sonofobia, náusea y/o vómito.
  • Síntomas posdrómicos: Cansancio, dificultad para concen- trarse, entre otros.

Se estima que la migraña
AFECTA A MÁS DE UN BILLÓN DE PERSONAS
en el mundo, siendo más frecuente en las mujeres, 3/1 con relación a los hombres, pudiendo presentarse desde la infancia

Es importante mencionar que no hay ningún estudio de imagen o neurofisiológica que nos dé el diagnóstico; este solo se solicitará si el paciente presenta un signo de alarma o bandera roja, para descartar una cefalea secundaria.

El calendario es la única herramienta que nos permite saber qué tipo de migraña tiene nuestro paciente, pues ahí anotará el número de episodios, sus caraterísticas, la ingesta de analgésicos y, de acuer- do con la bitácora, si presenta migraña episódica (con aura o sin aura) o crónica, con o sin abuso de analgésicos, por lo que debemos motivar a nuestros pacientes a llevar dicho calendario de manera digital para dar el tratamiento más específico e individualizado.

En el caso del
TRATAMIENTO PROFILÁCTICO,
se prescribirá dependiendo de la frecuencia e intensidad; no obstante, de acuerdo con lo publicado,
solo 40% DE LOS PACIENTES ES CANDIDATO

Una vez determinado el tipo de migraña, el abordaje debe ser mul- tidisciplinario, además de contemplar un tratamiento farmacológico y no farmacológico, que consiste en:

  • Evitar un ayuno prolongado.
  • Buenos hábitos de sueño.
  • Limitar la ingesta de cafeína.
  • Limitar la ingesta de analgésicos (no más de dos días a la se- mana).
  • Realizar ejercicio.
  • Identificar y eliminar en lo posible sus detonadores (por ejem- plo, bebidas como el vino tinto).
  • Manejo de estrés.

El tratamiento farmacológico se divide en agudo o abortivo, y todos los pacientes deben utilizarlo. En el caso del tratamiento profiláctico, se prescribirá dependiendo de la frecuencia e intensidad; no obstante, de acuerdo con lo publicado, solo 40% de los pacientes es candidato.

Respecto al tratamiento abortivo, debemos elergirlo dependiendo de las características de su crisis de migraña y de los síntomas no dolorosos que las acompañan:

El objetivo del tratamiento farmacológico agudo es:4

  • Tratar las crisis en forma rápida (dentro de las dos primeras dos horas), consistente, sin recurrencia (dentro de las siguientes 24 horas).
  • Restaurar al paciente a sus actividades.
  • Disminuir el uso de medicamentos de rescate.
  • Disminuir el costo del manejo en general.
  • Mínimos efectos colaterales.

La clave del tratamiento con los analgésicos es el inicio oportuno, el manejo costo-beneficio, con una disminución importante de la incapacidad, sin recurrencia de la cefalea, y evitar el uso de medi- camentos de rescate.

Lo más importante es elegir el analgésico adecuado para cada paciente, de acuerdo con las características de sus crisis de migraña, una vez que se le ha explicado que no debe tomar más de dos días de analgésicos, a fin de evitar la cefalea por abuso de estos.


5 consejos para un tratamiento agudo exitoso

  1. Tener el diagnóstico correcto: Es importante, porque no todas las cefaleas primarias responden a los mismos medicamentos.
  2. Los niveles de evidencia más comunes para este tipo pueden variar ampliamente y derivar en un diagnóstico incorrecto que impida conseguir la eficacia esperada.
  3. Utilizar la evidencia como guía en la selección del tratamiento más adecuado para cada paciente: Sin embargo, no debemos generalizar, ya que la tolerabilidad, el costo, las contraindica- ciones y las preferencias varían según el caso presentado.
  4. Optimizar el tratamiento: Reconocer la efectividad de los medi- camentos de acuerdo con los estudios reportados. La náusea, el vómito y la gastroparesia complican frecuentemente el trata- miento de la migraña. En estas situaciones, la ingesta oportuna del analgésico o la combinación con metoclopramida, así como la rápidez de acción de los analgésicos, permitirá seleccionar el más adecuado al paciente.
  5. Evaluación de la respuesta al tratamiento: Un seguimiento a través del calendario y la consulta ayudará a evaluar la eficacia y tolerabilidad del tratamiento abortivo realizando preguntas específicas al paciente, encaminadas a conocer qué tan óptimo es su tratamiento.
  6. Soluciones a la respuesta subóptima del tratamiento: Antes de cambiar de analgésico es importante revisar si la dosis es adecuada, si el paciente lo toma de forma oportuna y si la administración es la correcta.

Referencias

  1. Global, regional and national incidence, prevalence and years lived with disability for 338 diseases and injuries for 195 coun- tries, 1990-2016: a systematic analysis for the Global burden of Disease Study 2016. Lancet 2017;390:1211–59.
  2. III Edición de la Clasificación Internacio- nal de las Cefaleas (ICHD-III). Cephalalgia. 2018;38(1):1–211.
  3. Vélez Jiménez MK, Rodríguez Leyva I, Pé- rez García JC. Libro de cefaleas y migraña. CDMX: Alfil; 2018.
  4. Stewart J. Tepper, Acute Treatment of mi- graine. Neurol Clin. 2019;37:727–742.
  5. Messoud A. Migraine. N Engl J Med. 2020;383:1866-76.
  6. Bert B. Vargas, Acute Treatment of migraine. Continuum minneap minn. 2018;24(4HEA- DACHE):1032-1051.

____________________________

Este artículo debe citarse como: : Vélez-Jiménez MK. Tratamiento agudo de la migraña. Medicus 2021;2(12):832-38.