Card image cap
Armstrong-Adimod
Especial A
Marzo, 2021.

¿Cómo distinguir los
lunares del melanoma?

Dra. Anyely Arciniega Arriola
Médico Dermatóloga Egresada del Centro Médico Nacional
20 de Noviembre ISSSTE, Ciudad de México.
Fellow en Trasplante Capilar en Israel. Especialista en Dermatología Cosmética
y Trasplante Capilar, Dermédica, Ciudad de México.
Contacto: [email protected]

RESUMEN

Los nevos melanocíticos pueden presentarse desde el nacimiento, aparecer en la infancia y aumentar en número durante la adolescencia y la juventud temprana. Generalmente, se dividen en dos grupos: congénitos (presentes al nacer o en infancia) y adquiridos. Los nevos melanocíticos congénitos (NCM) se clasifican según el tamaño y las características morfológicas. Los nevos, por lo regular, constituyen un motivo frecuente de consulta de primer contacto y dermatológica; por ello, es importante un adecuado entrenamiento del médico general en el primer nivel de atención para aplicar herramientas que ayuden a diferenciar las lesiones benignas de las malignas, como la regla del ABCDE (Asimetría, Bordes mal delimitados, distribución heterogénea e irregular del Color, Diámetro mayor a 6 mm y Evolución con crecimiento acelerado y cambios en las características en lesiones preexistentes), tanto en la consulta médica como en las campañas de prevención. El melanoma representa la principal causa de muerte por cáncer de piel en el mundo y a pesar de los avances terapéuticos, la detección oportuna y las medidas preventivas realizadas por el médico de primer contacto constituyen la herramienta fundamental para reducir la morbimortalidad asociada por esta causa.

PALABRAS CLAVE

Nevo melanocítico, lunar, melanoma, diagnóstico.

ABSTRACT

Melanocytic nevi can appear from birth, appear in childhood, and increase in number during adolescence and early youth. Generally, they are divided into two groups: congenital (present at birth or in childhood) and acquired. Congenital melanocytic nevi (NCM) are classified according to size and morphological characteristics. Nevi are usually a frequent reason for first contact and dermatological consultation; For this reason, adequate training of the general practitioner in the first level of care is important to apply tools that help differentiate benign lesions from malignant ones, such as the ABCDE rule (Asymmetry, poorly defined Borders, heterogeneous and irregular Color distribution, Diameter greater than 6 mm and Evolution with accelerated growth and changes in characteristics in pre-existing lesions), both in medical consultation and in prevention campaigns. Melanoma represents the leading cause of death from skin cancer in the world and despite therapeutic advances, timely detection and preventive measures carried out by the first-contact doctor constitute the fundamental tool to reduce the morbidity and mortality associated with this cause.

KEY WORDS

Melanocytic nevus, mole, melanoma, diagnosis.

Introducción

Los lunares comunes en la piel, conocidos científicamente como nevos melanocíticos, son el producto de una acumulación de melanocitos debido a una proliferación alterada de las células névicas y pueden presentarse en la epidermis, dermis o en ambas capas.

El melanoma es una neoplasia maligna de la piel potencialmente mortal, cuya incidencia sigue aumentando en todo el mundo. El riesgo actual de por vida de desarrollar melanoma es de uno en 63 en los Estados Unidos y proporciones similares se observan en otras naciones occidentales, representando casi 73% de las muertes relacionadas con el cáncer de piel.1

Actualmente, gran parte de la población sabe que cuando un “lunar” sufre alguna modificación en tamaño, forma o color debe acudir al dermatólogo, lo que permitirá una detección temprana. Hoy sabemos que la mayoría de los melanomas se presentan en la piel expuesta a radiación ultravioleta, ya sea por exposición intermitente (playa) o continua a la radiación solar (trabajo al aire libre), o bien, mediante a la utilización de camas de bronceado. Esto se debe a que, cuando los daños producidos por la radiación superan la capacidad del cuerpo para repararlos, se producen mutaciones celulares y es entonces cuando el melanoma se presenta.2

A continuación se describen una serie de factores de riesgo adicionales a la exposición solar:

  • Más de 50 nevos melanocíticos. Esta cantidad incrementa el riesgo de desarrollar melanoma con respecto a la población general. Solo 20% de los melanomas surge de un nevo previo, la mayoría se presenta sobre piel previamente normal. También se ha descrito riesgo de malignización de los nevos congénitos gigantes (mayores de 20 cm), sobre todo en la primera década de la vida.

  • Edad y género. Las lesiones tienden a diagnosticarse en adultos jóvenes a una edad promedio entre los 25 y 57 años; las mujeres tienen mayor probabilidad de desarrollar melanoma que los hombres pero, después de los 75 años, estos últimos tienen tres veces más probabilidad, en comparación con las mujeres.

  • Antecedentes familiares de melanoma. Se han reportado mutaciones en CDKN2A, CDK4 y M1CR en hasta en 7% de los casos.

  • Raza. La exposición excesiva a la luz ulravioleta afecta de manera diferente según la raza; en ese sentido, el riesgo de por vida para los caucásicos es de 2.6%, de 0.1% para los afroamericanos y de 0.58% para los hispanos.3,4

Cuando un NEVO
sufre alguna
MODIFICACIÓN EN TAMAÑO, FORMA O COLOR
, se debe derivar al paciente
al dermatólogo para un tratamiento
adecuado

Características clínicas de los nevos

Los nevos melanocíticos congénitos (NMC) pueden ser reconocidos por el tipo de lesión elemental que presentan, así como por su morfología, color, tamaño y localización:

  • Pueden manifestarse como manchas o máculas con superficie lisa y que no se palpa, o bien, como una pápula con una superficie palpable menor a 6 mm.

  • En la infancia, los NMC suelen presentarse como máculas, en el adulto como pápulas y en la vejez pueden involucionar.

  • Los NMC se presentan como una lesión color marrón que puede ser clara u oscura, en dependencia del tipo de nevo, localización anatómica y antecedentes de exposición a la radiación ultravioleta.

Los nevos melanocíticos adquiridos (NMA) desarrollan una disposición simétrica, uniforme y regular, tienen una distribución homogénea del pigmento y cumplen con la regla ABCDE, cuyo cuadro nemotécnico para el diagnóstico de las lesiones pigmentadas se explica en la Figura 1.

En ocasiones, se pueden llegar a presentar cambios en las caracerísticas de los nevos y observarse irregularidades, asimetrías y múltiples colores, lo cual, desde el punto de vista clínico, se define como “nevo atípico”, y cualquier paciente que lo tenga debe ser referido al dermatólogo (en la Tabla 1 se muestran los criterios de derivación al especialista). El conocimiento de las características clínicas del melanoma en etapas tempranas es muy importante;5 de hecho, el manejo de los pacientes con nevos displásicos requiere un seguimiento constante con iconográfica (fotografías) y/o biopsias de las lesiones sospechosas, con el fin de detectar melanoma precozmente.

El melanoma debe ser tratado exclusivamente por el médico especialista; sin embargo, todo profesional de la salud debe recomendar a sus pacientes las siguientes medidas de fotoprotección:6

  • Evitar la exposición solar, especialmente a jóvenes y personas con mayor riesgo por su fenotipo.

  • Los filtros solares deben ser fundamentales y deben estar acompañados de otras medidas de fotoprotección (sombreros, guantes, ropa).

Conclusión

El melanoma sigue siendo una importante causa de morbilidad y mortalidad en el mundo. Los médicos involucrados en el diagnóstico o tratamiento de melanoma deben estar siempre familiarizados con las opciones de detección disponibles y los pasos clave para el diagnóstico clínico e histológico, ya que de esto depende reducir la incidencia y progresión de la enfermedad, y así brindar un mejor pronóstico a los pacientes.

Referencias

  1. Rences l. Rastrelli M, Tropea S, Rossi CR. Melanoma: epidemiology, risk factors, pathogenesis, diagnosis and classification. In Vivo 2014;28(6):1005-11.
  2. Key statistics for melanoma skin cancer. American Cancer Society. [Internet]. 2021. [Consultado el 07 de enero de 2021]. Disponible en: https://www.cancer.org/cancer/melanoma-skin-cancer/about/key-statistics.html.
  3. Dawes SM, Tsai S, Gittleman H. Racial disparities in melanoma survival. J Am Acad Dermatol 2016;75(5):983-91.
  4. Markovic SN, Erickson LA, Rao RD, Weenig RH, Pockaj BA, Bardia A, et al. Malignant melanoma in the 21st century, part 1: epidemiology, risk factors, screening, prevention, and diagnosis. Mayo Clin Proc 2007;82(3):364-80.
  5. Roberts DL, Anstey AV, Barlow RJ, Cox NH, Newton-Bishop JA, Corrie PG, et al; Melanoma Study Group. U.K. guidelines for the management of cutaneous melanoma. Br J Dermatol 2002;146(1):7-17.
  6. Gefeller O, Pfahlberg A. Sunscreen use and melanoma: a case of evidence-based prevention? Photodermatol Photoimmunol Photomed 2002;18:153-6.

____________________________

Este artículo debe citarse como: Arciniega-Arriola A. ¿Cómo distinguir los lunares del melanoma? Medicus 2021;2(10):710-3.